Textos y Frases para Primera Comunion
 

 

Textos para Primera Comunión


1-“Hoy es un dia especial, en mis ojos brilla una luz es q recibo en mi alma con todo amor al niño Jesús…”
“Gracias por compartir conmigo este dia tan especial en que recibo a Jesús en mi corazón”
“Que al recibir el cuerpo y la sangre de Jesucristo, recibas la verdadera alegría de ser carne de su carne y sangre de su sangre por toda la eternidad. Amén.”
“Recibir la Sagrada Eucaristía es la plena común-unión entre Cristo y los seres humanos.”.
“La Eucaristía es la celebración de una vida que se entrega, y que seguirá entregándose”.
“En la Eucaristía recibimos a Dios como don, se nos da con todo su cuerpo, alma y divinidad”.
Oh! Señor en este día, el más hermoso de mí vida, me pongo bajo tu protección ,junto con todos aquellos a quien amor”.


2-ALMA DE CRISTO [1]
Alma de Cristo, santifícame. Cuerpo de Cristo, sálvame. Sangre de Cristo, embriágame. Agua del costado de Cristo, lávame. Pasión de Cristo, confórtame. ¡Oh, buen Jesús!, óyeme. Dentro de tus llagas, escóndeme. No permitas que me aparte de Ti. Del maligno enemigo, defiéndeme. En la hora de mi muerte, llámame. Y mándame ir a Ti. Para que con tus santos te alabe. Por los siglos de los siglos. Amén


3-A JESÚS CRUCIFICADO [2]
Mírame, ¡oh mi amado y buen Jesús!, postrado en tu presencia: te ruego, con el mayor fervor, imprimas en mi corazón vivos sentimientos de fe, esperanza y caridad, verdadero dolor de mis pecados y firmísimo propósito de jamás ofenderte; mientras que yo, con el mayor afecto y compasión de que soy capaz, voy considerando y contemplando tus cinco llagas, teniendo presente lo que de Ti, oh buen Jesús, dijo el profeta David: "Han taladrado mis manos y mis pies y se pueden contar todos mis huesos." (Salmo 21, 17-18)


4-GRACIAS SEÑOR, POR LA EUCARISTÍA...

Gracias Señor, porque en la última cena partiste tu pan y vino en infinitos trozos, para saciar nuestra hambre y nuestra sed...

Gracias Señor, porque en el pan y el vino nos entregas tu vida y nos llenas de tu presencia.

Gracias Señor, porque nos amaste hasta el final, hasta el extremo que se puede amar: morir por otro, dar la vida por otro.

Gracias Señor, porque quisiste celebrar tu entrega, en torno a una mesa con tus amigos, para que fuesen una comunidad de amor.

Gracias Señor, porque en la eucaristía nos haces UNO contigo, nos unes a tu vida, en la medida en que estamos dispuestos a entregar la nuestra...

Gracias, Señor, porque todo el día puede ser una preparación para celebrar y compartir la eucaristía...

Gracias, Señor, porque todos los días puedo volver a empezar..., y continuar mi camino de fraternidad con mis hermanos, y mi camino de transformación en ti...


5-Te pido, Jesús,
estar siempre preparado
para recibirte en la Eucaristía.
Necesito encontrarme con vos
en el pan que alimenta
y da vida.
Que nunca me falte
el hambre de Dios,
las ganas de que llenes mi corazón.
Que nunca sea indiferente
al hambre que sufren tantos hermanos,
y que viva solidario para ayudar.
Que cada Eucaristía
sea una verdadera fiesta
porque juntos, en comunidad,
nos alimentamos con tu presencia viva.
Gracias por pensar en nosotros
y darnos la alegría
de poder recibirte
para crecer en nuestra fe,
nuestra esperanza
y nuestro amor a los demás.
Que cada Eucaristía
me de fuerzas para seguirte.


6-Denario Misionero
No te comas estos chicles
sin antes leer lo siguiente
Antes de comerte los chicles verdes
Reza por África
Cuando te comas los naranjas
Reza por Asia y el Oriente
Cuando te comas los rojos
Reza por América y Costa Rica
Que es el país donde vives.
Cuando te comas los amarillos
Reza por el Papa, los Sacerdotes
y toda Europa. Cuando te comas los azules
pide por toda la gente que vive en Oceanía
el polo norte y el polo sur
¡Felicidades ya rezaste por todo el mundo


7-Padre, me equivoqué
Perdón Señor
Quiero revisar mi vida
Antes de recibir la comunión
Después de recibir la comunión
Tu pan es nuestro alimento
Preparando la comunión


8-Me libró, porque se agradó de mi.
Jehová me ha premiado conforme mi justicia, conforme la limpieza de mis manos me ha recompensado.

Mi Dios alumbrará mis tinieblas.

Samuel


9-Oh Señor en este día me pongo bajo tu protección,
al recibir tu cuerpo y sangre por toda la eternidad.
Hoy que bebo y como de ti vivirás eternamente en mí,
te recibo en mi mente, en mi alma y mi corazón, como mi salvador.
Bendice mi camino y guíame hacia ti Señor. Amen.


10-
Vivir como Jesús
Cuando pensamos primero
en los otros...
Cuando nos preocupamos
por los demás...
Cuando acudimos en ayuda
del que necesita...
Cuando nos acordamos
del que tenemos al lado...
Cuando compartimos
los bienes que tenemos...
Cuando acompañamos
a los que sufren...
Cuando damos nuestro tiempo
para beneficio de otros...
Cuando colaboramos para mejorar
la situación de los que menos tienen...
Así es como vivimos


11-Quiero ser tu discípulo
Jesús, aquí estoy
para que me guíes donde tú vayas.
Quiero ser tu discípulo fiel
y aprender todo lo quieras enseñarme.
Te ofrezco todo lo bueno
que hay en mí para servir a los demás.
Estoy disponible, Señor,
para seguir tus pasos.
Estoy feliz
porque a tu lado
aprendo a vivir haciendo el bien.
Tengo muchas ganas
de crecer en la fe,
en la esperanza
y en el amor a los demás.
¡Ayúdame a vivir
como un buen discípulo!


12-Te pido, Jesús,
estar siempre preparado
para recibirte en la Eucaristía.
Necesito encontrarme contigo
en el pan que alimenta
y da vida.
Que nunca me falte
el hambre de Dios,
las ganas de que llenes mi corazón.
Que nunca sea indiferente
al hambre que sufren tantos hermanos,
y que viva solidario para ayudar.
Que cada Eucaristía
sea una verdadera fiesta
porque juntos, en comunidad,
nos alimentamos con tu presencia viva.
Gracias por pensar en nosotros
y darnos la alegría
de poder recibirte
para crecer en nuestra fe,
nuestra esperanza
y nuestro amor a los demás.
Que cada Eucaristía
me de fuerzas para seguirte.


13-Gracias por enseñarnos
a vivir como hermanos.
Gracias por enseñarnos a perdonar
y reconstruir nuestras relaciones humanas.
Gracias por enseñarnos cómo amar,
y darnos el ejemplo del mayor amor.
Gracias por la madre que nos diste,
que nos cuida y nos acompaña siempre.
Gracias por tu Palabra
tan clara, tan sencilla, tan llena de vida.
Gracias por invitarnos a seguirte
construyendo el Reino de Dios en la tierra.
Gracias por confiar en nosotros
e invitarnos a colaborar con tu misión.
Gracias por enseñarnos
a vivir en comunidad.
Gracias por la madre Iglesia,
que es nuestra gran familia.
Por todo, gracias Señor.


14-Quiero comulgar, Señor.
Quiero recibir tu Cuerpo
hecho pan de Vida.
Dame fuerzas para vivir
como tú nos enseñas:
amando a todos
y haciendo el bien.
Te pido que cada vez que comulgue
cambie en mi corazón.
Que crezca en la comprensión,
el perdón y la generosidad con los demás.
Ayúdame a ser cada día mejor hijo,
mejor hermano, mejor amigo.
Que este alimento que recibo
me fortalezca y me de más fe.
Gracias Señor por ser
nuestro pan de cada día.


15-Oración antes de la comunión
Querido Jesús,
te ofrezco toda mi persona
para recibirte en mi interior.
Quiero vivir como me pedís,
quiero vivir como me enseñas.
Dame fuerzas para lograrlo.
Que tu Cuerpo sea un verdadero alimento
para mi fe y mi vida.
Me pongo en tus manos
para vivir como nos mostraste.
Que esta Eucaristía
me ayude a encontrarte
y a vivir como vos viviste.
¡Que así sea, Señor!

Oración después de la comunión
Jesús,
gracias por estar conmigo.
eres mi verdadero alimento
para crecer y estar
más cerca de Dios.
Que tú presencia en mi vida
de frutos de amor, justicia y verdad.
Que aprenda a mar
y lo ponga en práctica.
Ayúdame a caminar
siguiendo tus pasos,
imitando tu ejemplo
y recordando siempre
tu manera de vivir.
¡Que así sea, Señor!